Diócesis de Chiclayo inaugura Sinodalidad «para caminar juntos en la misma dirección al encuentro con Jesús», dijo obispo Robert Prevost

En Chiclayo se inauguró la Sinodalidad que ha convocado el Papa Francisco, a nivel mundial.  Mons. Robert Francis Prevost, O. S. A. Obispo, presidió la Santa Misa, y concelebraron cuarenta sacerdotes de la Diócesis de Chiclayo.  Asistieron 1,000 personas, representaciones de las cincuenta Parroquias de la Diócesis, que se apostaron en el Atrio de la Iglesia “Santa María” Catedral de esta capital.

Para ese evento, fueron convocados los Equipos Parroquiales de Animación Pastoral, que se dieron cita masivamente y contó con la animación del Equipo de Pastoral Juvenil de la Catedral de Chiclayo, desde las 3.00 de la tarde.

Mons. Prevost, en su homilía destacó la importancia del Proceso de la Sinodalidad, ya que “Sínodo significa caminar juntos en la misma dirección.  Ha de haber un encuentro con el hermano y se ha de aprender a escuchar al otro y vivir un tiempo para generar un tiempo de oración, adoración, a lo que el Espíritu quiere decir a la Iglesia, dejarnos alcanzar de las preguntas de los hermanos y hermanas, para dejarse interpelar del rostro y de la historia de la otra persona.  Ese es el primer paso para encontrar a Jesús.

El Obispo expresó que “Jesús no tiene miedo de escuchar con el corazón.  Invito a todos para aprender a dar más tiempo, a ser pacientes, a abrir el corazón, a escuchar al hermano que más necesita de ese espacio”.  

Finalizó: “Es necesario discernir la acción del Espíritu con la alegría de tener un encuentro con ese hermano.  En los dos años siguientes estaremos viviendo distintas etapas local, parroquial, diocesano, regional, nacional, internacional o continental y finalmente universal.  Hay que estar dispuestos a descubrir a Jesucristo en nosotros.  En breves palabras podemos decir que este es el sentido de la sinodalidad, escuchar y compartir para llevar la alegría del Evangelio a todos”. 

Antes de la bendición final, el Obispo de Chiclayo entregó un signo de la Sinodalidad, consistente en un Retablo con aspectos diocesanos, el Santísimo Sacramento, La Virgen Inmaculada Concepción, Cristo en la Ascención que nos invita a anunciar el Evangelio a todos, la conversión del centurión Cornelio, Santo Toribio de Mogrovejo y la oración del Sínodo.  Este Retablo fue entregado a los representantes de todas las Parroquias de la Diócesis.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: