COLECCIÓN INÉDITA

Esta página rinde homenaje a dos profesionales del periodismo gráfico de Lambayeque, Perú: Teófilo y Humberto Quiroga Ramos, quienes nos legaron parte de sus fotografías en negativo, hoy convertidas en positivo para disfrutarlas por siempre.

**********************************************************

DIGNIDAD ANTE TODO

Dignidad ante todo. Este señor de bigotes canos pasea por las calles del distrito sin dejar de llevar un sombrero y su chalina blancos; y su levita sin planchar; aparte de su bastón en mano. Va descalzo, mostrando que sus pies curtidos se forjaron entre el cultivo y la cosecha.
Fotos: Teófilo Quiroga Ramos(+) y Humberto Quiroga Ramos(+).
Texto: Larcery Díaz Suárez.

ColecciónInédita
https://miraporellos.pe/coleccion-inedita/
BRONCAS DE HACE 50 AÑOS

Era “usual” –por decirlo de alguna manera-, que las broncas en la escuela terminaran en un “Chócala pa’la salida”. También lo era que en plena calle dos antagonistas, pequeños o grandes, sin importar el tamaño, se empuñaran a golpes para dilucidar alguna que otra riña. Y allí estuvo el fotoperiodista para, primero, captar la imagen y después separar a los contrincantes.
Fotos: Teófilo Quiroga Ramos(+) y Humberto Quiroga Ramos(+).
Texto: Larcery Díaz Suárez.

ColecciónInédita
https://miraporellos.pe/coleccion-inedita/
COLAS POR UN BALDE DE AGUA

La imagen fue captada cuando hombres, mujeres y niños formaban colas para conseguir un balde de agua de la pila instalada a más de una cuadra de las casas. Ahora se sabe que la potabilización del agua es de suma importancia para eliminar los agentes contaminantes de este bien vital y garantizar su consumo.
Fotos: Teófilo Quiroga Ramos(+) y Humberto Quiroga Ramos(+).
Texto: Larcery Díaz Suárez.

SEÑOR DE SIPÁN EN BLANCO Y NEGRO

Esta semana se conmemoran
los 34 años del descubrimiento científico de la tumba intacta del Señor de Sipán. “…La mayor sorpresa y quizás el momento más importante de toda la excavación, nos esperaba al extremo sur. Retirando con cuidado una concreción de barro, al fondo de un espacio vacío, un perfecto y diminuto rostro de oro nos fijó su enérgica mirada. Fueron apenas segundos en la sobrecogedora impresión de un mutuo encuentro que jamás olvidaré. Tratábase de la figura humana central de una orejera de oro, sin duda el objeto de arte más bello y delicado del conjunto y, probablemente, el mejor exponente de orfebrería Mochica conocido hasta la fecha…”. (Walter Alva, en Sipán, descubrimiento e investigación). Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
MAESTROS CON ALMA

Con alma, corazón y vida, que la entregan en cada una de sus sesiones de trabajo, donde quiera que se encuentren. Son maestros y maestras no solo de aula de ladrillos y carpetas de fierro y madera, sino de paredes de adobe, esteras y suelo disparejo y bancas en las que los alumnos se apretujan. No solo de alumnos de inicial, primaria o secundaria, cuya didáctica es conocida; sino de personas adultas que aún tienen deseos de aprender; porque nunca es tarde para ello. Y nunca es tarde para enseñar; y enseñar bien, como los buenos maestros que tuvimos. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
LA MEJOR IMAGEN EN EL DÍA DEL PESCADOR

Con la alegría reflejada en el rostro, dos jóvenes pescadores extraen una mantarraya del mar. Esta foto fue hecha hace medio siglo y la imagen sigue dándose día a día, en la cotidiana labor de las playas lambayecanas. Hombres y mujeres dedicados a la pesca en esta región que carece de canon (que en otras partes del país les brindan otro tipo de recursos), hacen que decenas de hogares disfruten del producto marino y que miles de familiar permitan alimentarse bien y sin mayor costo. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
¡EN EL DÍA DEL PADRE Y DÍA DEL CAMPESINO!

Este trío de campesinos, un padre con su hijo y su esposa, representan a todos aquellos que con su esfuerzo y sacrificio alimentan día a día la tierra para, a la vez, alimentarnos. Por la imagen, se entiende que la mujer ha llevado en una canasta el almuerzo hasta el campo. Mientras los varones descansan un momento bajo un gran árbol y toman sus alimentos, incluida su chicha en calabaza, ella también ayuda en lo que sea menester. Al fondo, a la derecha, un par de vacas pastan. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita
https://miraporellos.pe/coleccion-inedita/
UN PADRE TEJIENDO SUS SUEÑOS ENTRE LUCES Y SOMBRAS

Se diría que es una típica escena de la vida cotidiana rural. Pero no. El fotógrafo ha esperado que la imagen refleje el contraste entre la luz y la sombra para captar a este hombre en camiseta pero con todos sus sueños encima. Su esposa, a su espalda, vuelve a sus quehaceres, mientras su hija lo mira, casi asombrada del movimiento de los dedos de su padre, que entreteje un sombrero de paja de palma macora. En la parte inferior izquierda, unos pollitos picotean; uno de ellos el pie derecho descalzo del protagonista de la foto. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
EL AMOR EN LA PARADA

El amor lo puede todo, lo da todo, lo perdona todo. Así sea en La Parada, como esta imagen de hace medio siglo. No importa el lugar donde te encuentres, pero sí con quién lo hagas. Tal vez sea el momento del arrepentimiento o de demostrar que sí puedes hacer mejor las cosas. Lo importante es dar de sí. Como decía San Agustín: “Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor”. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
EL TIEMPO DETENIDO EN UNA BALANZA

En esta imagen parece que el tiempo se hubiera detenido. Se extraña ahora ver a una persona acercarse hasta el domicilio para vender los productos que lleva. Sobre todo, que porte consigo su costal con el producto que expende y una balanza de platillos. Este es un instrumento de medición, con el cual se puede determinar, con sus dos brazos, el peso de los objetos. Las amas de casa les tenían confianza.
Y se extraña, porque hoy los ambulantes pasan en triciclos, mototaxis y hasta camionetas abiertas, con un megáfono o parlante cuyo sonido abarca hasta dos o más cuadras y encima hay que acercarse a ellos. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
PLAYAS DE ENSOÑACIÓN

Hace medio siglo, las playas lambayecanas solían ser tranquilas, apacibles, para descansar, dormir y soñar mientras la brisa marina recorría los cuerpos de las doncellas y
el viento y la arena les rozaba la piel; playas de ensoñación y silencio solo quebrado por ocasionales bañistas y, eso sí, por la mirada de caballitos de totora que esperaban su turno para hacerse a la mar mientras, desde el fondo, parecerían observar las esculturales figuras. Desconocemos quiénes son las divas que cautivaron a nuestro fotógrafo. Y, aunque en blanco y negro a una de ellas, sin que se diera cuenta, la perennizó.
Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
MADRE LAMBAYECANA

Ardua labor y sacrificio, desde que amanece el día hasta que se pone el sol. Con tus manos que tiernas acarician mi despertar, ellas mismas tejen mis sueños y los de los otros que acuden a ti para alimentarse de tus sabias enseñanzas. Paciencia y más paciencia supieron moldearte el corazón, que entregaste a tus hijos con mucho amor. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
ESTACIÓN CENTRAL DE TRENES EN CHICLAYO

Esta era la estación central de los trenes que llegaban a Chiclayo por
la zona este de la ciudad, desde las exhaciendas azucareras Cayaltí, Tumán, Pucalá, Pátapo y Pomalca. Ingresaban a esta capital por terrenos del hoy Grupo Aéreo y Aeropuerto Internacional José Quiñónes Gonzales y, tras recorrer gran parte de la ciudad, se ubicaban en este lugar para abastecerse de combustible o para llevar pasajeros. Su próximo recorrido era hacia los puertos de Eten y Pimentel. La estación central estaba ubicada en lo que después se conocería como el Centro Cívico de Chiclayo, donde hoy se levantan los edificios de Correos, el Banco de la Nación, la Corte Superior de Justicia de Lambayeque, Sunat, el Ministerio Público y la Biblioteca Municipal de Chiclayo. Terminada la era del tren, sus hangares sirvieron como oficinas de sectores públicos. Allí funcionó la Prefectura de Lambayeque, en la época en que el antiguo local prefectural de la calle
San José fue destruido para dar paso a un moderno edificio. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
DESCONOCIDO ÁNGULO DE CHICLAYO

Para muchos, chiclayanos o no, este es un ángulo desconocido de Chiclayo de antaño y también una toma fotográfica original, quizá nunca antes vista. Se trata del parquecito Cabrera, en pleno parque principal de esta ciudad capital. Estaba frente a la entonces Iglesia Matriz. En primer plano se nota el restaurante Portal Gaucho. En los altos se hallaba el Club de la Unión, al que se ingresaba por la calle Elías Aguirre (hoy este espacio lo cubren una entidad bancaria y el Club de la Unión). Al lado izquierdo, el edificio Atlas. . Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
LA ACEQUIA COIS HACE 50 AÑOS

Hace 50 años la acequia Cois estaba totalmente descubierta, en el límite entre Chiclayo y la urbanización San Carlos (hoy Leonardo Ortiz) . A una ribera y otra se habían armado casuchas de madera en las que habitaban y comercializaban sabe dios qué y a sus aguas se arrojaban todos los desperdicios que se producían. Años después se gastaría una millonada en «canalizar» la acequia. Quedó en medio de una amplia y supuesta moderna avenida. Igual que entonces, ahora no solo el canal permanece lleno de basura, sino también los exteriores. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
¿CLASES PRESENCIALES?

Viendo esta imagen, se diría que al parecer no todos extrañan las clases presenciales. Bueno, la foto fue hecha hace casi medio siglo y los alumnos acudían a sus colegios mañana y tarde. Eso sí, bien peinaditos, limpiecitos y con los zapatos lustrados. Pero, el cansancio por los estudios o alguna que otra razón rendía a algunos y las carpetas de madera servían para hacer una pequeña siesta. Por cierto, a veces con la contemplación del comprensible maestro y también del atento fotógrafo, por supuesto. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita
https://miraporellos.pe/coleccion-inedita/
¡A DIEZ CENTAVOS LA LATA DE AGUA!

Hace medio siglo las barriadas y zonas rurales se llenaron de niños y adultos que, agenciados de dos latas vacías de aceite vegetal, un palo que cruzaban sobre sus hombros y sus respectivos ganchos, cargaban agua a domicilio. Cobraban diez centavos de entonces por lata. Así, con este duro esfuerzo, las familias se abastecían del líquido, pues sus domicilios no contaban con el servicio y para tenerlo debían acudir hasta la pila de agua que quedaba a dos, tres, o más cuadras de sus viviendas. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita
https://miraporellos.pe/coleccion-inedita/
¡LA PARADA SÍ EXISTIÓ!

La Parada o mal llamado mercado mayorista de Chiclayo, sí existió. Se hallaba en un amplio terreno al costado norte del actual mercado Modelo y terminaba a inmediaciones de la acequia Cois, en el límite con la urbanización San Carlos, hoy José Leonardo Ortiz. Con kioscos construidos en base a maderas, cartones y esteras, aparte de comercio de todo tipo, desde leña hasta ganado vacuno y equino, también era centro de expendio de comidas y bebidas espirituosas. Las chicherías abundaban y los parroquianos habían bautizado a sus pasadizos como el Jirón de la Unión o el Paseo de la República. Tuvo que ser demolida para dar paso a la modernidad. Fotos: T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita
https://miraporellos.pe/coleccion-inedita/
¡LA ALEGRÍA DE VIVIR!
Este trabajador, cortador de caña de la que fuera Cooperativa Agraria Tumán, con su machete en una mano y en la otra sus manojos de caña de azúcar, no ve otra forma de expresar el reconocimiento por lo que hace que sonriéndole a la cámara. Es su alegría de vivir. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.
INGRESO A JOSÉ LEONARDO ORTIZ

En vista panorámica de hace más de 50 años, la intersección que formaban las avenidas Balta con la que después se llamó Av. Leguía, en el ingreso a la entonces Urbanización San Carlos, que se convertiría en el distrito José Leonardo Ortiz. Un pequeño puente, encima de la acequia Cois, dividía los límites entre Chiclayo y el hoy JLO. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita
LA REINA DE CHICLAYO

Hace 50 años, la bella María del Carmen Honke, chiclayana descendiente de alemanes, se convertía en la Reina de la Semana Turística de Chiclayo por el aniversario de la provincia. En la imagen, la acompaña el alcalde de entonces, Gerardo Pastor Boggiano. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita
HOTEL DE TURISTAS DE CHICLAYO

Años setenta. Edificio del Hotel de Turistas de Chiclayo, que años después cambiaría su estructura y su nombre a Casa Andina, en la calle Federico Villarreal, frente al parque infantil. En primer plano, una mujer, acompañada de sus dos hijas, pide limosna. Fotos T. y H. Quiroga (+).

Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

LOS NIÑOS Y LAS LADRILLERAS

Hasta la década de los setenta los niños trabajaban en las ladrilleras, ubicadas sobretodo al noreste de Chiclayo, cerca a la carretera a Ferreñafe. Los pequeños producían adobes y ladrlllos y no se sabe durante cuántas horas cumplían su labor. Hoy está prohibido el trabajo de los niños y con ello su explotación; y las ladrilleras se han convertido en fábricas especializadas. Fotos T. y H. Quiroga (+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

¡BELLEZA LAMBAYECANA!

Es seguro que el jardín de rosales y las rosas mismas envidiarían la excelsa figura de la mujer lambayecana, vestida a la antigua usanza aquí representada y que aún desfila así por algunos pueblos de esta región del Perú. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

INCERTIDUMBRE EN CHICLAYO

La imagen no merecería mayores comentarios si el niño, descalzo, en cuclillas y con los brazos cruzados donde sostiene su cabeza inclinada, no hubiera sido captado en pleno parque principal de Chiclayo y con el Palacio Municipal detrás suyo. Semiótica aparte, la imagen, tomada hace cerca de medio siglo, refleja la incertidumbre y desolación del pequeño, ante la indiferencia de los transeúntes. Casi igual que hoy. Fotos T y H. Quiroga (+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

TORRE DE LA CATEDRAL

Uba de las torres de la Iglesia Santa María Catedral, en el centro de Chiclayo. Al lado, la imagen de la Purísima Concepción, Patrona de la ciudad. En el lado inferior izquierdo, parte de la avenida Balta. También se observa a lo alto el sobrevuelo de un gallinazo, característica ave que habita en los techos del centro de esta capital. Fotos T. y H. Quiroga (+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

DESDE LA CÚPULA DE LA CATEDRAL

Imagen de un ángulo del parque principal de Chiclayo, tomada desde la cúpula de la Iglesia Santa María Catedral. Obsérvese en la parte inferior, la Botica El Parque. En la parte superior, a la izquierda, se divisa la antena de Canal 4 de Chiclayo, hoy desmontada. Fotos T. y H. Quiroga (+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

LA CUNA DE CHICLAYO

Edta fue la cuna de Chiclayo. En esta imagen, lo que quedó del Convento y la desaparecida Iglesia Matriz (al lado derecho, donde se levantó después Unicentro), a un costado del Hotel Royal, en la calle San José, frente al parque principal de la ciudad. Fotos T. y H. Quiroga (+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

PALACIO MUNICIPAL DE CHICLAYO

Imagen capturada tras las columnas de la Iglesia Catedral. Se observa parte del Hotel Royal. Fotos T. y H. Quiroga (+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

PALACIO MUNICIPAL DE CHICLAYO

Imagen capturada desde la Iglesia Catedral. Se observa el Hotel Royal. Fotos T. y H. Quiroga (+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

LOS SÍMBOLOS DE CHICLAYO

Frontis de la Iglesia Santa María Catedral y Palacio municipal de Chiclayo. Fotos T. y H. Quiroga (+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

EL CENTRO DE CHICLAYO

Parque principal de Chiclayo, Iglesia Catedral, Palacio municipal y Hotel Royal. Obsérvese el espacio para automóviles (hoy desaparecido), en la calle San José, frente al Hotel Royal. Fotos T. y H. Quiroga (+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

UNA MIRADA ESPECIAL

Municipalidad Provincial de Chiclayo vista desde la Iglesia Catedral. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

#ColecciónInédita

CHICLAYO DESDE EL AIRE
Parque principal de Chiclayo desde el aire. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

ColecciónInédita
CHICLAYO DESDE EL AIRE
Parque principal de Chiclayo desde el aire. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

ColecciónInédita
CHICLAYO DESDE EL AIRE
Parque principal de Chiclayo desde el aire. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

ColecciónInédita
CHICLAYO DESDE EL AIRE
Parque principal de Chiclayo desde el aire. Fotos T. y H. Quiroga(+). Texto: Larcery Díaz.

ColecciónInédita
Humberto Quiroga Ramos (+)

Teófilo Quiroga Ramos (+)

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: