Entre recuerdos y anécdotas, el Colegio de Periodistas de Lambayeque celebra hoy 40 años de su fundación

La historia gremial del periodismo peruano tiene hitos relevantes establecidos con extraordinario pundonor y amor a una profesión de suyo trascendente en la vida del país. Hoy, el Colegio de Periodistas de Lambayeque celebra 40 años desde su fundación un 31 de julio de 1982.

El 1 de octubre de 1980 el Colegio de Periodistas del Perú se hizo realidad por efecto de la Ley N° 23221, pero su funcionamiento recién fue iniciado en noviembre de 1982 luego de una gran contienda electoral entre los miembros de la Orden.

Como fruto de ella el conocido y experimentado periodista Mario Castro Arenas se constituyó en el primer Decano de la flamante institución. Castro Arenas hombre de sensibilidad social, reconocido en el ambiente cultural, literario y político, de abierta adhesión a las preocupaciones reivindicativas del gremio, llegó al importante cargo a través de dos memorables jornadas comiciales en las que obtuvo el triunfo en forma clara e indiscutible.

En Lambayeque, dos años después se formó la filial de esta Orden luego del infructuoso trabajo de una comisión especial que presidió el periodista chiclayano radicado en Lima, Ricardo Miranda Tarrillo (Rimita). Aquí, el escritor y periodista Nicanor de la Fuente Sifuentes fue considerado el N° 1 en el registro del Colegio lambayecano. Las votaciones en los primeros comicios dieron como ganador al eximio periodista Glicerio García Campos.

Cómo se formó el Colegio

Todo comenzó un 7 de abril de 1982 a las 7:30 de la noche. A invitación de la comisión nacional organizadora del Colegio de Periodistas del Perú, en el Círculo Departamental de Empleados de Lambayeque, ubicado en la avenida Balta de Chiclayo, se reunieron Jorge Quiroz Rodríguez, delegado del Centro Federado de Periodistas de Lambayeque, Alfonso Tello Marchena, por la Asociación Departamental de Periodistas de Lambayeque, base de la ANP y José Enríquez Barco, delegado del Círculo de Periodistas Deportivos del Perú, filial Chiclayo. Habían sido convocados por la Comisión Organizadora del Colegio de Periodistas del Perú, presidida por el colega Ricardo Miranda Tarrillo.

Aquí se expusieron los propósitos y finalidades que serían de competencia de dicha comisión en Lambayeque, como era formar su directiva y reunirse en sesiones que demanden la inscripción y precalificación a nivel departamental.
Jorge Quiroz, del Centro Federado, informó que su institución había designado al Dr. José Abad Valiente como consultor jurídico. Igualmente, la Asociación de Periodistas lo hizo con el Dr. Oscar Deza Barrantes y por el Círculo de Periodistas, el Dr. José Pacherres Valverde.

En el acto y bajo juramento fue instalado el Comité Departamental de Inscripción y Precalificación del Colegio de Periodistas, integrado por los representantes de los organismos periodísticos habidos en ese momento.

Días después, esta comisión sostuvo su segunda sesión. Aquí se conformó la directiva, que fue presidida por Jorge Quiroz Rodríguez. Secretario fue Tello Marchena y tesorero Enríquez Barco y se acordó el llenado de las fichas de inscripción, para lo cual los interesados debían pagar la suma de 1,000 soles (menos de un sol de ahora). Se acordó también difundir mediante comunicados, todos los pormenores de la inscripción, para conocimiento de los interesados.

En la tercera sesión, al 7 de mayo, ya se tenían los expedientes respectivos de periodistas de las tres provincias de Lambayeque, con el fin de ser precalificados. Se anunció que los documentos todavía podían ser recibidos hasta el 31 de mayo, ante una prórroga para la presentación de los mismos.
Entre los requisitos, se pedía título otorgado a nombre de la nación, así como certificados de las empresas que avalaran el trabajo profesional que ejercían los periodistas. Tales empresas deberían ser reconocidas por ley.

La cuarta sesión se dio en el local del Sindicato de Trabajadores Gráficos de Chiclayo y en ella se anunció la segunda prórroga dada por el Colegio Nacional hasta el 6 de junio, como plazo máximo para aportar toda la documentación exigida. Hasta ese momento la comisión ya había recibido 65 expedientes de periodistas que solicitaban su colegiación; documentos que estaban expeditos para evaluación.

Aquí los evaluadores se encontraron con algunas dificultades en los expedientes, sobre todo de quienes laboraban en radioemisoras, pues estas les habían expedido certificación alterando fechas o concediendo las mismas no como función periodística, sino administrativa, «no siendo competencia tales documentos a las tareas propias de la comunicación, tanto escrita como hablada, mediante radioperiódicos de permanencia reconocida y garantizada», observaría Jorge Quiroz Rodríguez; precisando asimismo que, en otros de los casos, se otorgaban por estos medios radiales, certificación de corresponsalía, sin acreditar ninguna responsabilidad económica y sin ofrecerles una «constancia laboral debidamente legalizada».

Estos hechos fueron dados a conocer a los mismos colegas, con el fin de que verifiquen o rectifiquen la documentación respectiva, para que luego de la respectiva subsanación pudieran estar expeditos para su trámite normal y la respectiva inscripción en el colegio.

La quinta sesión se llevó a cabo el 7 de junio, para dar cuenta del proceso de recepción de expedientes y precalificación. Algunos de los expedientes resultaron no conformes, tras verificarse los documentos presentados.

En la sesión número seis, celebrada el 12 de junio, estuvo presente el delegado de Lima, colega Ricardo del Castillo, encargado de la calificación de postulantes al Colegio de Periodistas de Lambayeque. Su labor la cumplió en uno de los ambientes de oficina que funcionaban en el Coliseo Cerrado de Chiclayo.

Hasta esa fecha se habían recibido 108 expedientes, que habían dejado un abono de 1,000 soles por cada uno. Al final del día, se había aprobado los expedientes de 80 colegas:

En el acto, se acordó que los documentos de los admitidos, luego de instalados los respectivos colegios de periodistas del país, se procedería a su revisión y que de haber dudas sobre la idoneidad de los mismos y categoría profesional y ante su falta o carencia de función ética y moral, previa a una posterior investigación, serían separados de inmediato, «ya que el futuro Colegio de Periodistas del Perú, se pretende y anhela sea un órgano corrector y moralizador dentro de la auténtica responsabilidad del comunicador peruano», se dijo. Unos 28 expedientes fueron observados entonces y se registró el nombre de cada uno de los postulantes. Varios de ellos se integraron tiempo después tras subsanar las observaciones emitidas.

El 22 de julio se volvieron a reunir los miembros de la comisión con el fin de coordinar las actividades previas a la instalación del Colegio Departamental de Periodistas de Lambayeque y luego ver la supervisión y evaluación de los expedientes presentados.

En esas estaban cuando ocurrió el fallecimiento del primer colegiado, incluso antes de tomar juramento en el Colegio: Eugenio Sosa Farfán, quien laboraba en el diario La Industria y había sido registrado con el expediente N° 10; por lo que su nombre fue retirado del padrón oficial.

En esa cita se hizo una evaluación final de las inscripciones, resultando que se presentaron 107 expedientes, de los cuales fueron aprobados 80 y 27 quedaron en situación de revisión.

Con todos los colegas que habían sido aprobados, se dio una reunión el 24 de julio en el local de la Biblioteca Municipal José Eufemio Lora y Lora, de Chiclayo, en la misma que se informó sobre las directivas emanadas del Comité Nacional de Colegiación de Lima. Allí se dio cuenta de cómo se había desarrollado el proceso de colegiación, así como la aceptación o no de los expedientes presentados.

Asimismo, se contempló el Reglamento Electoral para convocar a elegir la junta directiva que regiría los destinos del Colegio. Se propuso que el comité de inscripción continúe sus funciones como comité electoral, pero el presidente y sus miembros declinaron por lo recargado aún de su función. Al final, se designó para conformar el comité electoral a los colegas José Pacherrez Valverde como presidente; Octavio Supo Capuñay, secretario y Augusto Llontop Reluz, segundo secretario.

Antes el 31 de mayo de 1982 se destinó un libro de actas con cien folios al servicio de la Comisión Departamental de Inscripción y Calificación del Colegio de Periodistas de Lambayeque. Asimismo, el 23 de agosto de 1982 se abrió un libro de actas, con 200 folios simples, debidamente foliado y empastado, que se denomina Actas N° 1 y se destinó al servicio de la contabilidad del Colegio, con dirección en la calle Tacana 610 (Sede del diario La Industria, de Chiclayo. Entonces, los periodistas no teníamos local). De conformidad con los artículos 34 y 36 del Código de Comercio, legalizó ambos libros la juez del primer Juzgado Civil, Angélica Ojeda de Onofre.

Ceremonia de incorporación

“En Chiclayo, a los 31 días del mes de julio de 1982, se encontraban reunidos los periodistas aptos para su incorporación a nuestro Colegio, en los ambientes de la Municipalidad Provincial de Chiclayo, a la misma ceremonia que también se habían dado cita las principales autoridades del departamento”, precisa, en su parte inicial, el acta de incorporación al Colegio.

Eran las 12.15 del día, cuando se inició la sesión solemne. Como un acto trascendental para el periodismo lambayecano, fue en el salón de actos del Concejo Provincial de Chiclayo. El presidente de la Comisión Nacional Organizadora, del Colegio de Periodistas del Perú, doctor Ricardo Miranda Tarrillo, con elogiosas frases destacó el acontecimiento, resaltando que: “En Chiclayo se empieza a escribir otra gran historia: el Colegio de Periodistas del Departamento de Lambayeque”.

En el estrado principal se encontraban las autoridades civiles y militares presidiendo el solemne momento, el prefecto del departamento, abogado Julio Armas Loyola, representando al gobierno del Perú.

La ceremonia, como es menester, se dio por iniciada con las marciales notas de nuestro himno patrio, que con unción patriótica fue coreado por todos los asistentes. De inmediato, el presidente de la Comisión Departamental de Inscripción y Pre Calificación del Colegio de Periodistas de Lambayeque, Jorge Quiroz Rodríguez, dio lectura a su discurso, destacando la presencia de los directivos de la Asociación Departamental de Periodistas de Lambayeque, (Filial de la Asociación Nacional de Periodistas del Perú), del Círculo de Periodistas Deportivos del Perú (Filial Chiclayo), y del Centro Federado de Periodistas de Lambayeque (Filial de la Federación Nacional de Periodistas del Perú).

Jorge Quiroz, del Centro Federado de Periodistas, a nombre de la comisión que representaba en Lambayeque, destacó el trabajo y la responsabilidad de Alfonso Tello Marchena, como secretario, representante de la Asociación Nacional de Periodistas (Filial Chiclayo); José Enríquez Barco, integrante del Círculo de Periodistas, con los que había desarrollado un arduo trabajo desde el 7 de abril, con la instalación y elección de cargos.

Así, se procedió a incorporar a 76 colegas periodistas, que habían cumplido con las formalidades de Ley, exigidas en los procesos de precalificación y calificación. En el mismo acto solemne, se hicieron las entregas de la diploma y carnet, que los acredita como periodistas profesionales colegiados y también fue colgada en el pecho de los periodistas colegiados la insignia de la orden y un solapero de oro. El agradecimiento por los periodistas colegiados de Lambayeque, correspondió a Glicerio García Campos.

Al término de la ceremonia, el presidente de la Comisión Nacional Organizadora del Colegio Periodistas del Perú, Ricardo Miranda Tarrillo, hizo público su reconocimiento y homenaje: “a los periodistas próceres de esta esforzada labor en nuestro país: homenaje que además está ligado a los antiguos periodistas de este hermoso departamento del Perú”.

El primer Consejo Directivo

A las 5 y 30 de la tarde del 31 de julio de 1982, en el local de la Biblioteca Municipal José Eufemio Lora y Lora, se instaló el comité electoral para llevar a cabo las elecciones de la primera junta directiva del Consejo Departamental del Colegio de Periodistas de Lambayeque. Inmediatamente se cumplió el acto de sufragio y a las 7:30 de la noche se cerró el escrutinio. Sufragaron 72 de 84 periodistas colegiados (85.7%).

A la contienda se presentaron dos listas, encabezadas por Glicerio García Campos y José Arana Cuadra. Ganó García Campos con 44 votos contra 22. Eugenio Burga Estévez fue personero de la lista 1 y Enrique Solano Rodríguez de la lista 2. En el acto no pudieron participar cuatro colegas por no haber llevado consigo su carné y dos por no haberse presentado al proceso.

Dos horas después de elegido, Glicerio García Campos juró al cargo en ceremonia especial que se desarrolló en el Obby Hotel. El presidente de la comisión organizadora del Colegio de Periodistas del Perú, colega Ricardo Miranda Tarrillo llegó especialmente para estar presente en la ceremonia.
En el acto, García Campos invocó «por la unión, fraternidad y trabajo, para afianzar el prestigio en el desempeño de la honrosa profesión del periodismo».

Se recogió dicha invocación como necesaria en el momento, pues habían surgido algunas discrepancias que era necesario poner de manifiesto.

Cabe señalar que, de los diez integrantes del primer consejo directivo de 1982-1984, aparte del decano Glicerio García Campos, otros cinco fueron posteriormente decanos: Cristian Díaz Castañeda y Larcery Díaz Suárez (Vicedecanos); José Enríquez Barco, Hubert Limo Mendoza y Manuel Herrera Portilla.

La primera reunión no oficial del consejo departamental se realizó el 5 de agosto en casa del decano Glicerio García, en la calle Danel Carrión; en tanto que la primera reunión oficial se hizo el 12 de agosto en el mismo lugar. El decano mencionó que el Colegio era ajeno a todo credo político religioso y recordó que debía existir la fraternidad y respeto a las opiniones de cada integrante de la directiva y se seguirían las normas señaladas hasta que se cristalice el estatuto.

El 18 de agosto, los miembros del comité de inscripción entregaron la documentación respectiva a la recién juramentada directiva del primer Colegio de Periodistas de Lambayeque, entre ellas un libro de inscripción, un libro de actas de secretaría y un libro de tesorería.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Esta web funciona gracias a WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: